DESAPARECIDO POLÍTICO DE LA IV REPÚBLICA

DESAPARECIDO POLÍTICO DE LA IV REPÚBLICA

jueves, 15 de noviembre de 2018

La estupidez ilustrada


La estupidez ilustrada

A medida que se profundiza la crisis económica en Venezuela, y a pesar de las estrategias que va tejiendo el Presidente Nicolás Maduro para darle solución, se va encontrando uno personas que repiten como loros lo que dejan discurrir como matrices de opinión para ir minando las bases y la moral revolucionaria. Son los que con su estupidez ilustrada piensan que los demás son tontos y no se dan cuenta que están llevando al pueblo a que tome la justicia por su propia mano, lo hacen con ese propósito, para que luego los gringos tengan justificación para invadir la patria de Bolívar de Chávez y de todos los venezolanos. Parece que sufren de amnesia y no recuerdan el Caracazo de 1989.

Han dicho lo que les viene en gana para destruir la economía, en primer lugar que el gobierno no sirve y de allí no los saca nadie, no vale la pena seguir enumerando causas, porque es perder el tiempo con quienes no quieren entender lo que pasa. Se les hace una pregunta y no saben que decir ¿Cuánto han ganado los empresarios con la inflación inducida en lo que va de año? Si tienen esa respuesta, esa es la clave del problema y seria estéril seguir discutiendo sobre lo que se conoce desde que tenemos uso de razón. “Los ricos quieren ser más ricos a costa de los pobres”.  Son ellos, los empresarios y comerciantes, los que acompañan el bloqueo económico y financiero que ha impuesto el imperio contra Venezuela.

Los principios socialistas que Karl Marx y Lenin establecieron como premisa para la discusión de cómo hacer la distribución de la riqueza de un estado, puesto que la burguesía se arrogaba el merito que por ser los amos de los medios de producción, ellos fijaban las condiciones para el pago de salarios o el intercambio de mercancías con elementos equivalentes que fueran alternativa para cumplir con el reparto del resultado del trabajo.  En el sistema burgués, capitalista, así funcionan las cosas, pero en un gobierno que va hacia el socialismo, son todos los componente de la sociedad que en base a un acuerdo mínimo deben buscar la mejor forma de entregar o repartir las ganancias equitativamente y en ella el estado cumple papel fundamental en la regulación entre los factores intervinientes en la generación de riquezas.  

Todo lo expuesto obedece a que en un sistema socialista debe imperar la frase “de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”, desde esa óptica el gobierno está cumpliendo con ser el rector de la política de distribución de riquezas, que se acumulaban en las manos de pocos, los empresarios afiliados en camarillas que esquilmaban el salario de los trabajadores sin que tuvieran defensa ante los atropellos y explotación a que eran sometidos antes de que llegara Hugo Chávez al poder. Largas son las listas de trabajadores que tenían que acudir a los tribunales a buscar solución a conflictos laborales, que por cierto nunca llegaban a nada porque los empresarios tenían comprados a jueces y todo el séquito que se encargaba de impartir justicia a favor de los poderosos.   

Porque, no es un secreto que la sociedad oligárquica y sus representantes burgueses se apropiaron por muchos siglos de las rentas que se producían en los países en esta parte del continente americano, tenían un contubernio (autoridades y castas de familias) que distribuían los ingresos que entraban por concepto de ventas de las materias primas que en su momento tenían buenos precios en los mercados nacional como internacional. Todavía se está viviendo con esa rémora, siendo esa una de las causas de la depauperación de los pueblos, porque aplicaban la distribución en forma de botella, lo ancho para los ricos y el cuello para el resto de los habitantes de estas tierras.

La matriz de opinión que dejan correr ahora es que este pueblo se acostumbró a vivir de dadivas, que no trabajan y que quieren que el estado les regale todo. Bueno, eso es discutible, generalmente se podría decir que a lo largo de la IV república la tasa de desempleados pasaba de decenas de puntos porcentuales, e increíblemente ahora se coloca en un digito, oscilando entre el 5 y 6%, siendo una de las más bajas del continente, a pesar de la crisis. Lo que tienen que entender, y aquí hay que decirlo con toda claridad, es que el Estado venezolano no es un ente que acumula riqueza, sino que la distribuye hacia la población de mayor vulnerabilidad, y siempre con la anuencia del pueblo que son los conocedores a cabalidad de sus realidades. Esto no les gusta a los ricos, porque esa porción de recursos siempre la disfrutaron ellos.

Nadie mejor que un Consejo Comunal para tener un diagnostico de su comunidad y saber con exactitud cuáles son las familias que deben ser atendidas por la revolución para sacarlos de la situación de postración a la que fueron sometidos por los desgobiernos que por este país pasaron sin atender las necesidades de quienes fueron abandonados a su suerte.   

Cuando el Estado venezolano avanza hacia la meta de los 3 millones de vivienda para los más pobres, eso no le gusta a la clase pudiente, porque ellos eran los que tenían que construirlas y destinarlas al mercado inmobiliario, a venderlas a precios prohibitivos para los trabajadores, quienes con sueldos irrisorios no les alcanzaba para tener una casa digna. Esa es la verdad verdadera, que el pueblo sabe que cuando le toca, es porque su situación ha sido estudiada con detenimiento y se les cumple con el sueño del Comandante Eterno Hugo Chávez, darle vivienda a los más necesitados. Eso no es regalar nada, es el legado que ejecuta lealmente el Presidente Nicolás Maduro, hacer accesible una morada con todas sus comodidades, a precios pagables, y en terrenos aptos para la construcción, a quien vive en un rancho.


                “Cuando encuentras soluciones vas encaminado hacia la felicidad”
Omar J. Hernández B.

omarhdez78@gmail.com / omarhdez78.blogspot.com

 

viernes, 2 de noviembre de 2018

Falsos Liderazgos: No aportan al debate democrático ni hacen oposición política al gobierno de Nicolás Maduro


 

Falsos Liderazgos: No aportan al debate democrático ni hacen oposición política al gobierno de Nicolás Maduro

Es notorio que la oposición política al gobierno de Nicolás Maduro implosionó, se hicieron el harakiri (sin tener el honor y valor para abrirse el vientre)  o parafraseando la canción cubana de 1941, “pobres Chacumbeles, ellos mismos se mataron”, por desamor del pueblo.

 En su lucha encarnizada por tomar el poder se han llevado todas las esperanzas de sus parciales por el camino del medio, tirándolas por un barranco. Trabajaron en montar los expedientes para una “ayuda humanitaria”, que era una invasión, disfrazada con esa connotación; además de trabajar en la psiquis del pueblo para  que un grupo de venezolanos se fueran del país, hacia otros lugares del mundo, como demostración de que hay un éxodo masivo de compatriotas que los agobia el hambre; y así usarlos como pretexto para destruir un régimen que los ha atendido durante 19 años en salud, educación y cultura gratuita; entre otras ayudas sociales con costos muy moderados, como la entrega de viviendas equipadas de la Gran Misión Vivienda Venezuela.

 Pero sigue siendo Maduro y la Revolución Bolivariana el problema de fondo. Tienen que atacarlo por todos los medios posibles y con los epítetos  que se les ocurran, hasta mentarle la madre, igual como lo hicieron en su oportunidad con Chávez. Sin embargo  terco, persistente, como el Comandante Eterno,  sigue adelante, empequeñeciendo al adversario, devenido hoy en enemigo político al intentar su muerte, el 04 de agosto de 2018, fecha que quedará para la historia como un intento más de magnicidio en grado de frustración en Venezuela. Utilizan organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Organización de Naciones Unidas (ONU), éstas al servicio del imperialismo y en Europa la mancomunidad europea, ídem, para torpedear las iniciativas que toma el gobierno para el buen vivir de este glorioso pueblo.

 Alfonso Rumazo González, ecuatoriano por nacimiento y Biógrafo del Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, en referencia a éste, dice  lo siguiente: “Los enemigos son los que construyen el pedestal de la gloria para los grandes hombre”. El  inexorable tiempo será el que diga las últimas palabras. Eso ya está ocurriendo con Chávez.

Lo expresado por diferentes voceros de la oposición echa por tierra toda la buena voluntad que pudieron haber tenido, si es que en verdad alguna vez abrigaron ese sentimiento, para fortalecer el sistema democrático, lo cual se aprecia al observar los medios de comunicación en donde aluden a Venezuela. Por ejemplo, Julio Borges que cacareaba por todo el mundo que en este país lo que hay es una dictadura, que no hay libertad de expresión y que las garantías para el ejercicio de la política estaban confiscadas, con estas razones era que justificaban el “irse demasiado” de los jóvenes, allende al mar.  

Toda esa argumentación se vino abajo porque en unas declaraciones que el mismo personaje dio en Washington, 06/04/2018, expresaba que los venezolanos son un “grave problema social” y una “enfermedad contagiosa” para muchos países vecinos, como Brasil, Chile, Argentina, República Dominicana, Colombia y Panamá.

Esos politiqueros de la IV República, que se llevaron los dineros del pueblo, como vulgares ladrones, son los que salen al exterior a dejar mal parado el gentilicio venezolano. Allí se tiene a Antonio Ledezma, que se desgarra las vestiduras como demócrata, que implora por el mundo que intervenga los Estados Unidos y sus aliados a la Venezuela que ellos tanto aman y añoran, resulta que tiene un familiar que está detenido en España por fraude y hacer inversiones con dineros venezolanos de dudosa procedencia.  

Esa es la gente que modela el comportamiento de sus acólitos, quienes dicen ser los auténticos luchadores sociales por los intereses del pueblo. Pero la realidad es otra, son los testaferros que sacan a relucir el botín mal habido, pero como a Dios no se le escapan esos detalles, procede por la justicia terrenal a que se  les castiguen y sigan como parias pagando caro sus inconsecuencias con la patria que los vio nacer; claro está que algunos delincuentes del gobierno español quieren esa fortuna para ellos.

El Presidente Maduro ha intentando llevar a los empresarios nacionales a que entiendan que este país es de los venezolanos y que la paz es la que garantiza que todos ganen en esta guerra contra la pobreza, sin embargo el capitalista no entiende eso, porque hoy en su posición política, desechando a un lado su actividad económica, lo que persigue es el derrumbe del modelo de gobierno que se está construyendo como una forma de contribuir a tener un país potencia para el beneficio de todos, ya que en estos 1.147.282 km (incluida la Guayana Esequiva) caben los venezolanos más aquellos que vinieron a buscar una mejor vida a estas tierras.

Pero como todos saben, los empresarios agrupados en FEDECAMARAS, y todas las “fedes” que han inventado, antes y después del Pacto de Punto Fijo, para repartirse los dineros provenientes del petróleo, se dieron cuenta que quienes los extorsionaban son unos pillos, tan igual que ellos, por ende van por su propio albedrío a buscar el botín, sin intermediario alguno, y si el gran premio se les escapó la primera vez que lo intentaron después de tenerlo en las manos por 47 horas, con el pupilo que se convirtió en un cobarducho dictadorzuelo, ahora pactan con el imperio tras bastidores para asumir el trabajo de acabar con Nicolás Maduro.  

Los empresarios oligarcas que estuvieron amancebados con la renta petrolera, quitado ese privilegio por el soberano, ahora se dedican a desestabilizar la economía, desde todos los puntos de vistas, es el Caballo de Troya que trata de penetrar como sea el fuerte escudo que tiene la revolución, que es la fe del pueblo, al encarecerle los productos cada vez que hay un aumento de sueldos y salarios.

Es muy cierto que no  le debes dar poder a quien trata de destruirte, de derribarte, de darte un golpe de estado, empero el que cree que Dios existe, está en la ruta para que se haga posible su reino en estos lares. No en balde el Cristo redentor dio su vida para hacer entender que si es posible lograr objetivos a sacrificio de su propia existencia, esa es la terquedad que da los frutos que se esperan del trabajo que se realiza para encontrar la senda por donde se debe transitar en sana paz, en la búsqueda de la solidaridad colectiva. Por comprender que todo lo humano es perfectible, se hace el esfuerzo para que se puedan establecer acuerdos en beneficios de las mayorías depauperadas, no porque las políticas del gobierno de Maduro sean malas, sino porque tiene en frente a un Goliat que obstaculiza todos los esfuerzos que se hacen para empoderar al pueblo. A los Estados Unidos no le parece que eso es bueno y ataca, BLOQUEA, es su naturaleza.

El error ha sido que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se ha demorado en hacer las leyes que protejan definitivamente al pueblo. El Libertador Simón Bolívar en su tiempo, en plena guerra, como la que hay ahorita, pero de diferente modalidad e intensidad, tomaba la sabia decisión de mandar a fusilar a quienes hacían mal uso de los recursos del pueblo. Este caso es similar, debe hacerse justicia que escarmiente a quienes se apropian del dinero de los más débiles, de los trabajadores, al poner precios que dan al traste con  cualquier medida de aumento de sueldos en proporción con los precios de los productos. Chávez fue muy exitoso al responderle al enemigo con la acción retardada, pero en este caso se está alargando la respuesta que es necesaria para equilibrar la fuerza del eslabón que recibe la mayor presión, en este caso, por donde más le duele al pueblo, la alimentación, las medicinas, el transporte, el vestido y calzado.

A los ladrones de cuello blanco, entre ellos los especuladores,  los corruptos que en este país no los consideraban como  tal porque no pertenecen a la clase popular,  a esos los perdonan y es como si no estuviera pasando nada. Mínimo diez años presos deberían darles por esconder los productos que necesitan niños, ancianos, mujeres en estado de gravidez y todas las personas que requieren alimentación y medicinas. La lenidad es el mal que acaba con las esperanzas de una revolución. Por tal condición debe hacerse el esfuerzo supremo de dar castigo ejemplar a quienes les hacen un gran daño a la población. Esa es una guerra declarada que tienen los comerciantes contra los más débiles y están socavando las bases de la Revolución Bolivariana, sin que se castigue a quienes impulsan esa guerra fratricida y la intervención de ejércitos foráneos para tomar posesión de esta patria.

En el diario peregrinar de buscar el sustento, en los diferentes lugares que se visitan, se oye el mismo lamento de adversarios y parciales: “No hay gobierno”. El pueblo llano le echa toda la culpa de sus malestares a la única cara visible de la revolución, del gobierno, que busca el camino para llegar al Socialismo del Siglo XXI. Es cierto que Nicolás Maduro no puede estar en todos los lugares al mismo tiempo, como decía Fidel Castro “Chavez no puede ser el alcalde de toda Venezuela”, también es cierto que el equipo de gobierno es insuficiente para atender el más grande bloqueo que se haya realizado en tierra firme de este continente. Están tratando de estrangular por hambre y las carencias para atender las enfermedades y otras necesidades de los compatriotas venezolanos. Por ello el Libertador orientaba lo siguiente: Dignaos conceder a Venezuela un gobierno eminentemente popular, eminentemente justo, eminentemente moral, que encadene la opresión, la anarquía y la culpa. Un gobierno que haga reinar la inocencia, la humanidad y la paz. Un gobierno que haga triunfar, bajo el imperio de leyes inexorables: la igualdad y la libertad, eso mismo espera el pueblo para meter en cintura a quienes lo burlan descaradamente.

El pueblo no tiene los mecanismos para frenar la especulación, la inflación, la escasez inducida o artificial, el fenómeno del “BACHAQUEO” —nueva forma del comercio informal donde un venezolano pobre explota a otro de su misma ralea— esos son los grandes males que está sufriendo la población y por más que trates de explicárselo no lo entienden o no quieren entenderlo, solo se aferran a que no hay gobierno. No se dan cuenta que desde que los Estados Unidos y sus aliados, en Venezuela y el resto del mundo, se han impuesto la tarea de echar abajo un sistema que en principio empezó a roncarle duro al capitalismo, que se puede convertir en el paradigma que resuelva los males de esta región y ejemplo para otros países en el mundo, Con el asesinato de Chávez buscaron atemorizar a quienes se le interpusieran en su camino de afianzar; aun más, el poder “en su patio trasero”.

A los adversarios políticos internos, sus amos, les dieron la orden de que a este gobierno tienen tumbarlo a como dé lugar, cueste lo que cueste, y se comienza por ablandar la voluntad, la fortaleza espiritual de quienes viven en esta patria. Ese es el objetivo del imperio y sus lacayos que salen a machacar, día a día, lo de la falta de gobierno para que surta el efecto de debilitar la fe en la revolución y acabar con la utopía de que si es posible vivir en socialismo, donde el ser humano sea el motor que impulse el eje de la gestión pública en el proceso de cambio que se está dando. 

Otro si:

El problema del transporte se está escapando de las manos. Es un problema de seguridad nacional, por ahí comenzó el “Caracazo 1989”, ahora las cosas son diferentes, pero no deja de preocupar, si usted va, por ejemplo, al terminal La Bandera (Caracas), al de Maracay y al Big Low en Valencia, encuentra una completa anarquía. Los precios que se fijan para las rutas no se respetan, los policías y demás cuerpos de seguridad están de figurines, no los respetan y entre otras cosas, para que las personas les agarren mala voluntad dejan correr el rumor de que “les mojan las manos” para que no hagan cumplir los reclamos que hacen los usuarios, al ser violentadas las ordenanzas municipales sobre los precios de los pasajes de las rutas urbanas y extra-urbanas.  

Los funcionarios tienen que tratar de revertir esa matriz que los afecta tanto como a sus familiares.

Hace falta que los alcaldes, los gobernadores y las autoridades de los terminales de pasajeros hagan cumplir a los dueños de las unidades de transporte (Autobuses y Camionetas) el horario de salida y que recojan a los pasajeros dentro de los terminales, porque se da el caso de que están colocando sobreprecios a los pasajes en las mismas camionetas que deben atender sus rutas diariamente.
 
Otro caso es que inventaron, desde años atrás, lo de autobuses y camionetas “habilitadas”, para distorsionar el pasaje de Caracas a Valencia, y viceversa, que debe costar Bs.S 30,00 ¡lo están cobrando a Bs.S 100,00! Lo peor es que esas unidades deben trabajar en ese horario para la atención a los pasajeros. Eso es lo que viven los usuarios diariamente. “Y vuelve el perro arrepentido con el rabo entre las patas”: En el terminal de la Bandera repiten como el loro: No hay gobierno. La crítica constructiva es para que se mejore el servicio y la atención del sector que viene de capa caída.

La excusa de los transportistas es que no tienen repuestos y cauchos, pero ese dinero que cobran excesivamente da para eso y mucho más, puesto que adicionalmente le están metiendo pasajeros parados en rutas largas, como por ejemplo Caracas – Acarigua. El sector del transporte, es decir los empresarios dueños de las unidades, son los que están conspirando abiertamente en contra del gobierno, ese es el que está impulsando la campaña: No hay gobierno. Pero son los que mayores beneficios le sacan tanto al gobierno como a los usuarios, sin invertir en la mejora de sus unidades.

 

omarhdez78@gmail.com / omarhdez78.blogspot.com

 

miércoles, 31 de octubre de 2018

La guerra conveniente para el imperio: Tenaza colombo-brasileña

Resultado de imagen para omarhdez78                                                                                                     La guerra conveniente para el imperio: Tenaza colombo-brasileña
Realmente la elección por el pueblo de Brasil de Jair Bolsonaro, es una clara manifestación de lo que hacen las elites de la oligarquía latinoamericana para mantenerse en el poder a costa de lo que sea. Es obvio que hay una castramiento de la voluntad de los pueblos, por parte de una mediática que trata de obnubilar la mente de los ciudadanos para que no perciban la realidad de las cosas.

Sin embargo, estos son los momentos que en vez de entristecernos nos dan fortaleza para seguir luchando para alcanzar el Socialismo del Siglo XXI, que nos dejó como tarea el Comandante Eterno Hugo Chávez y que el Presidente Constitucional Nicolás Maduro está cumpliendo con ese objetivo, que a pesar del bloqueo imperialista, los procesos que devienen del mismo tienden a dar resultados en el mediano y corto plazo, mientras se supera el escollo que significa enfrentarse a la potencia bélica más grande el planeta, pero que con sabiduría sabrá como postrarla ante sus propias armas.

No digo que nos alegra, ni que nos entristece, pero es la realidad de la existencia, porque ese va a ser el camino que tocará enfrentar en todo el continente, porque una vez vivida la experiencia de esa elección vendrán los arrebatos de las conquistas social del pueblo brasileño, tal como está ocurriendo en Argentina en la actualidad, y ese será el proceder de todos los gobiernos de derecha, y sobre todo este tipo de gobierno fascista, que aplicará con mucho rigor todas las recetas que imponga el Fondo Monetario Internacional (FMI), con el fin de absorber, aun mas, todas las riquezas de esa nación hermana.

Pero, siempre habrá un pero, los obstáculos los superara ese pueblo que ha sido engañado en su buena fe, se levantará; y como ocurrió en Italia con el fascista Benito Mussolini, lo ahorcará por cualquier método que se le ocurra en su rabia colectiva, esa será la suerte que le deparará su osadía de traer el nazismo a estas tierras, porque luego de la debacle económica que está atravesando el pueblo, y al ver que siguen sus calamidades, se redimirá de su verdugo y hará posible que florezca la esperanza de un nuevo tipo de gobierno para ese hermoso país.

Sin embargo, en ese ínterin, Venezuela será provocada, porque ese es el costo impuesto por el imperio estadounidense al recién electo Bolsonaro para que entre en la guerra programada, tipo tenaza, que se avecina para la patria de Bolívar, junto al resto de súbditos que se han buscado en nuestro continente. Serán Brasil y Colombia las cabezas de playa para iniciar la agresión y con ello acabar con la esperanza del mundo: La Revolución Bolivariana.

Tienen que hacerlo en el corto plazo, aprovechando la euforia, de un pueblo engañado, para enrolarlo en una guerra y así arremeter con fuerza contra el pueblo venezolano que siempre ha buscado la paz. Los Estados Unidos están presionando ante el surgimiento de China como una potencia mundial, con poder económico y bélico que tiene como socio estratégico a Venezuela, ya que el país asiático necesita del "oro negro", entre otros materiales, para optimizar sus procesos productivos y solo éste país suramericano se lo garantizaría de forma segura y a precio justo, facilitándoles el uso de sus propias monedas, el Yuan y el Petro, lo que les permite salir del ámbito de la "dictadura del dólar". Es la guerra hibrida, económica y militar, desarrollada por el Departamento de Estado, el Pentágono y la Agencia Central de Inteligencia (CIA, siglas en inglés) , para el enfrentamiento al que quieren llevar a nuestros pueblos.

Por lo antes expuesto, serán los títeres de los yanquis, quienes iniciaran las provocaciones para generar el conflicto, con todos los mercenarios que tienen a su disposición, ya sea internamente o en el exterior. Por eso andan anunciando la caída del régimen desesperadamente, por todos los medios posibles, con tal de ir creando una histeria colectiva, que les permita ganarse adeptos a su causa, es decir, la invasión del territorio venezolano.

No obstante, en Colombia las cosas no están fáciles en estos momentos, el descontento del pueblo colombiano con el gobierno de Iván Duque, recién electo y en ejercicio, no se ha hecho esperar, lo que podría aminorar el ataque desde esa parte, porque muchos colombianos no pasarían a formar parte de ese contingente de apátridas y sería el caldo de cultivo para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejercito de Liberación Nacional (ELN) se decidieran a unirse y hacer armas contra el enemigo común, invasor y opresor de las tierras latinoamericanas.

Los supuestos no están demás, es el ejercicio que debe hacerse y estar alertas ante un posible atentado contra el sistema democrático venezolano, que ha sido ratificado en varias oportunidades por el pueblo, el cual daría hasta su propia sangre para hacer valer el legado de Chávez y el esfuerzo que hace Nicolás Maduro y todos los revolucionarios que respaldan el gobierno por el cual sufragó en varias elecciones que se han sucedido en los últimos tiempos.

Estar preparados no es alarmismo, es el deber de todo ciudadano comprometido con la libertad y el sentido de patria. Dejemos que sea el mismo pueblo brasileño el que le dé su merecido a Bolsonaro, quien seguirá las políticas de Michel Temer, todavía presidente de Brasil hasta que ocurra la transmisión de mando. El nuevo presidente de Brasil sumergirá mucho más en la pobreza, en la desesperanza, a quienes le dieron un respaldo en la búsqueda de mejorar su situación, pero que por experiencia que se tiene en acontecimientos similares, lo que hacen es ceñirse a las políticas imperialistas y evaporar el sueño de un país para todos y no para pocos, como viene sucediendo. Lo que extraña y no se entiende es que muchos voten por pocos que son los causantes de su sufrimiento, es la conducta del masoquista de privilegiar a quien lo oprime.

omarhdez78@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 177 veces.



 

Omar José Hernández Borges

martes, 23 de octubre de 2018

La Viga en el Ojo Ajeno – No es Paja


La Viga en el Ojo Ajeno – No es Paja

Angelina Joliet, artista de cine, de reconocida fama en el mundo, quien está de visita en Colombia para difundir la situación de la pseudo diáspora conformada por un grupo de venezolanos en tierras colombianas, tenía que haber ido a acompañar la verdadera Crisis Humanitaria en Honduras, invitando a los grandes cantantes Madonna, Chayanne, Carlos Vives, Juanes, Luis Enrique, Olga Tañón, Miguel Bosé, Paris Hilton, Ricky Martin, Ricardo Montaner, David Bisbal, Belinda,  José Luis Rodríguez (El Puma), Nacho, Alejandro Sanz, Maná, Antonio Banderas, Luis Fonsi, Ricardo Arjona, entre otros. Lo que está a la vista de todos no necesita demostración. Que ironía de la vida que no se ve un S.O.S Honduras de estos vividores de los pueblos.

Los artistas latinoamericanos y europeos fueron agarrados por las “bolas”, perdonen el símil, como acostumbra hacer la Central de Inteligencia Norteamericana (CIA), de eso sabe mucho el Dr. Varito quien tiene el Expediente del  Narcotraficante Nº 82 del mundo, reseñado por la Administración para el Control de Drogas (DEA siglas en ingles):
— O colaboran para crear la matriz de opinión de Crisis Humanitaria en Venezuela, o simplemente les revocamos las visas y otros beneficios que se llevan del “Tío Sam”.
 — Ustedes son formadores de opinión y gustos para los pueblos del mundo que los ven como sus ídolos, que reflejan el éxito de sus artes, y eso tiene que explotarse para ayudar a rendir al país dueño de las mayores riquezas del “oro negro” del planeta, que deben ser nuestras.

Por eso es que todos los días en la prensa y Tv  mundial aparecen dando opiniones sobre la patria de Bolívar, creando una gran expectativa en los pueblos del mundo que no entienden lo que pasa en Venezuela. Algunos turistas por curiosidad se acercan a estas tierras y se llevan una percepción muy diferente a la que les pintan por todos los medios de comunicación masivos (los viejos y los nuevos sistemas de difusión de información).
A la situación de confrontación política que se vive en Venezuela le han endilgado diferentes nombres: Crisis Humanitaria, Dictadura, Crisis Migratoria o Diáspora, Violación de Derechos Humanos, Comunismo, entre otros.
No pierden la oportunidad para pronunciarse contra el gobierno que dirige Nicolás Maduro Moros, presionan a la opinión pública y aúpan a todos aquellos grupos políticos, culturales, económicos, y toda suerte de neo nazis, para que intervengan por la vía armada a Venezuela.
Los periodistas de la oposición que se radicaron  en Estados Unidos, con sus programas pagados por el Pentágono, la CIA y el Departamento de Estado, tienen la orden de ir creando los argumentos que puedan ablandar a los habitantes de ese país y de latinoamerica para que apoyen la invasión del imperialismo en Venezuela.
Ahora bien, podemos darle a nuestro pueblo, a otros de este continente  y al mundo la siguiente información: 

1.- Fomentaron una falsa migración, con supuestos beneficios socioeconómicos en los paraísos para donde fueron llamados, luego que se fueron del país y llegaron a otras tierras, se vieron sometidos a lo que se creía que se había erradicado en América, la esclavitud. 

2.- Ante esa realidad los “engañados” que fueron a probar suerte a otras naciones, están regresando a Venezuela y contando la verdad de lo que se encontraron, por ejemplo en Perú: Xenofobia, esclavitud, racismo, explotación, entre otras vilezas del capitalismo.

3.-  Una extraña “dictadura” de Nicolás Maduro, que está enviando aviones a países como Argentina, Ecuador y Perú, para que retornen los venezolanos, quienes hacen largas colas en las embajadas venezolanas para que los devuelvan a su patria. Son recibidos con un plan de atención conocido como “Vuelta a la Patria”, sin persecución alguna, porque este pueblo es noble y ha entendido que tipo de enemigo tenemos en frente, no en balde seguimos atendiendo la advertencia de nuestro Libertador: “Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar la América de miseria en nombre de la libertad”

4.- Es importante indicar que la mayor parte de los que se fueron del país en ese intento de generar la sensación de Crisis Humanitaria, son compatriotas colombianos, que por su condición de tener doble nacionalidad, pueden ir y regresar a su país cuando lo consideren conveniente, porque tienen familiares en donde se pueden alojar y desempeñar una vida normal en Colombia, sobre todo los que viven en la zona fronteriza.

5.- Que los otros que se fueron y se asentaron en falsos campamentos de inmigrantes o refugiados, son unos mercenarios a quienes se les destinaron 9 millones de dólares, dicho  el 08/08/2018 por la embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas, Nikki Haley (www.eluniversal.com/.../eeuu-dona-a-colombia-9-millones-para-ayuda-humanitaria-a...). 

6.- Pero qué pasó con ese dinero: Una gran parte se lo robó el Ex-presidente Juan Manuel Santos, dándole una migaja al Presidente de Colombia, Iván Duque, otra parte se la cogieron, como es su costumbre, los líderes de la oposición venezolana que residen en el hermano país; y a las personas que iban destinados ese dinero, están pasando las penurias de lo que significa una verdadera migración, que es el castigo que Dios les ha dado por prestarse a una falsa, para perjudicar al pueblo venezolano amante de la paz, pero que jamás ha huido a su compromiso de libertad, soberanía y autodeterminación consagrado en la Carta Magna de 1999.

Judas y Fariseos, son los que todavía creen que el pueblo sigue siendo el pendejo que acostumbraron a que fuera a votar cada cinco años y todo seguía igual, el pueblo no discutía, no se metía en política, el cual vivió por mucho tiempo engañado.

Razón tenía Bertold Bret (1898–1956), cuando dijo esta perla:El peor analfabeto, es el analfabeto político. El no oye, no habla, no participa en los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pescado, de la harina, del alquiler, del calzado y de las medicinas depende de las decisiones políticas.
El analfabeto político es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la política, no sabe el muy imbécil que de su ignorancia política proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de todos los bandidos que es el político aprovechador, embaucador y corrompido, lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.”

Digan ustedes si ese pensamiento no lo han sentido en carne propia en este continente cuando algún “fulano de tal”, con el pecho erguido dice que él no es político, que no le gusta la política, que la política es el mal de todas las cosas, y me pregunto ¿qué andan haciendo los artistas, deportistas, gente ligada a la cultura y al mundo empresarial, cuando emiten una opinión contra Venezuela? Son los políticos que envía el imperio en defensa del capitalismo, para seguir dominando a los que tienen la mente débil, a aquellos que no les gusta pensar, a los que temen confrontar opiniones. A ese grupo de personas es que va dirigido el Show que montan contra este gran país; y lo increíble es que un sector minoritario del pueblo les asimila el mensaje alienante, sin protesta alguna, porque les hacen creer que el gobierno revolucionario es el causante de sus males.

Gracias a Hugo Chávez se redujo casi a cero el analfabetismo, ahora la lucha es por vencer el ANALFABETISMO FUNCIONAL, dentro de los que se catalogan también los analfabetos políticos, por eso una gran cantidad de venezolanos están tecleando las computadoras con el fin  de generar el debate, del cual se debe extraer un poco de luz que nos acerque a la verdad. 

Sin embargo, ya muchos empiezan a insultar por las redes y los correos electrónicos, significa ello que están leyendo; y parafraseando al Quijote: la revolución esta andando porque ladran los perros (con todo respeto, es una expresión, no un insulto). Aun cuando los tropiezos los originan los adversarios y tenemos que reconocer, es innegable, que otros se atribuyen a compatriotas que trabajan con el gobierno; además de los contrarrevolucionarios infiltrados, que muchos de ellos por no tener conciencia le hacen el juego a los enemigos ideológicos y se les debe recordar siempre el pensamiento del “Che” Guevara para que se ubiquen: “En una revolución se triunfa o se muere (si es verdadera)… La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella”.

La Hipocresía, hija de los falsos, de los engañadores de oficio, está demostrando la realidad de lo que ocurre en este continente, que trataron por varios años de ocultar, con la mampara de la crisis Humanitaria en Venezuela.

Sucede que hay una verdadera Migración, inocultable, producto de una Crisis Humanitaria que se vive en Honduras, país que fue invadido por Estados Unidos, secuestrado y depuesto su presidente, Juan Manuel Zelaya (28/06/2009), colocaron a un dictador institucional títere llamado Roberto Micheletti como jefe del gobierno de transición; y luego con sucesivos gobiernos de derecha, los han llevado a la miseria.

Tanto así, que por miles los hondureños han salido por sus propios medios hacia los Estados Unidos, a decirles a los gobernantes en su cara, a los políticos de los países por donde pasan, que ellos son los verdaderos causantes de ese movimiento migratorio, que no soportan mas la opresión económica y política, que sí viven una verdadera Crisis Humanitaria.  Esa marcha hacia el país imperial, única de su tipo en el mundo, está demostrando que estos pueblos se cansaron, y que en el mañana no se extrañen que los latinoamericanos, como uno solo, marchen juntos a decir que no se puede seguir invadiendo, engañando, imponiendo títeres, y que solo ellos pueden manejar sus recursos y designar quienes deben dirigir sus destinos, y de seguro que los venezolanos acompañaran en ese propósito.

Como dice el refrán revolucionario: “El que se mete con Venezuela se seca”, y está ocurriendo que los gobiernos opositores a la Revolución Bolivariana, de la que muchos se han servido, están viendo como por sus tierras están atravesando los hondureños, enseñándoles como Cristo en su tiempo, lo que significa la persecución del imperio, que vean la realidad de lo que un pueblo enardecido en la búsqueda de su dignidad es capaz de hacer, tal cual ocurrió en Caracas en 1989, cuando el pueblo minó las bases del Pacto de Punto Fijo y con ello echo a andar la caída de la IV República. 

Eso les espera a los gobiernos títeres de Estados Unidos en esta región, al Grupo de Lima, porque el pueblo retomará la senda de la búsqueda de la felicidad colectiva y hacer posible la esperanza de tener un mundo mejor.

Quizás mañana Donald Trump le diga a uno de los directores de Hollywood que filme una película en donde aparezca el Presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández (27/01/2014 – 27/01/2022), como el Adán del paraíso en Suramérica, y los marchantes hacia el imperio como los malagradecidos, que osan perturbar el orden constitucional; y de esa manera hacer olvidar lo que realmente está ocurriendo en Centroamérica. 

Trump, hoy les está pagando a los gobiernos de Guatemala y México para que detengan la marcha, ha sido público y notorio, pero será el propio imperio que tenga que matar a muchos hondureños para decir ante el mundo que él es el policía mundial y que sus decisiones se respetan. No faltará el “tonto útil” que diga que esa marcha la está financiando Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, para perpetuar la Revolución Bolivariana e invadir a Estados Unidos y por eso tienen que actuar contra Venezuela  en nombre de la seguridad nacional, como muchas estupideces que han dicho en el pasado. Como dice el adagio popular “Amanecerá y veremos”.

Por cierto, ese presidente hondureño va para un segundo periodo que inicio el 27/01/2018; y solamente a Maduro se le critica. Cosa veredes Sancho.

Omar J. Hernández B.
omarhdez78@gmail.com / omarhdez78.blogspot.com


lunes, 22 de octubre de 2018

El por qué se detuvieron grandes proyectos como la red ferroviaria de Venezuela



El por qué se detuvieron grandes proyectos como la red ferroviaria de Venezuela

Hay que tener la mente abierta para entender que por la lucha política que lideró Hugo Chávez, contra el imperio, contra el neoliberalismo salvaje y contra la oligarquía apátrida, desbastadores de la economía venezolana por más de 100 años, se estaba jugando la vida; y por eso sin duda alguna se le fue en ese trance.

Cuando Chávez empezó a tocar los intereses de los “todo poderosos” (transnacionales del sector automotriz y transporte pesado, oligopolios y monopolios); y enviar ingentes recursos a atender las necesidades sociales, entonces fue condenado por la oligarquía criolla, la que enfiló baterías contra la Revolución Bolivariana. Ésta y su líder optaron por la alternativa del camino del medio, es decir, continuar sin miedo alguno a enfrentar al Goliat de estos tiempos. Chávez ya no era él, se transformó en un inmenso colectivo, tan igual que Bolívar en su tiempo, enarboló la bandera de la libertad, independencia y autodeterminación de los pueblos; se extendió como el fuego en una pradera seca, por latinoamerica.


El gobierno revolucionario emprendió grandes obras, unas terminaron en el tiempo programado, otras por su envergadura aun están en ejecución y aquellas que requieren mucho más recursos, que en estos tiempos son muy escasos, se tienen paralizadas, no por incompetencia, no porque se acabaron los recursos o porque no se quieran hacer, sino que el momento histórico puso a Chávez en el 2009, ante la caída de los precios del petróleo, a decidir entre redirigir las inversiones para atender las necesidades sociales (la construcción del socialismo), dada la urgencia de satisfacer las necesidades primarias o invertir en obras que sacrificarían a los que viven es esta patria. 

Es importante recordar a Chávez en el Aló Presidente Nº 358, 

www.todochavez.gob.ve/todochavez/4193-alo-presidente-n-358, del 23 de mayo de 2010, al respecto dijo lo siguiente:

 “… Presidente Chávez: Mire, invertir en Venezuela es como darle un tiro al piso: ¡Passs! ¿Ves? Ahí están los chinos, los compañeros chinos que están locos porque les demos nuevas líneas férreas, ahí han venido no sé cuántas empresas de China, y además con la inversión por delante; mañana tengo yo trabajo todo el día, ahorita están reunidos la delegación china del Banco de Desarrollo de China, es el Banco más grande del mundo. Hemos firmado hace poco un acuerdo para un crédito de primero 10 mil millones de dólares para un conjunto de obras, y están dispuestos a invertir más, y están haciendo un estudio más detallado de los proyectos venezolanos, y uno de ellos son los ferrocarriles, entonces no podemos ir ahí como un morrocoy. No, en Europa hay que conseguir financiamiento en los Bancos europeos, las empresas tienen, tienen como hacerlo, tienen que hacerlo, es necesario que lo hagan, no pueden echar toda la carga sobre el presupuesto nacional de un año. No, estos son financiamientos a largo plazo, son obras de largo plazo.
Yo esto que estoy diciendo son instrucciones que incluyen a la empresa privada, porque la empresa privada tiene que estar subordinada a los ritmos políticos, sino no me sirve, sino me busco otra empresa; no pueden las empresas decir, no es que no me han pagado no sé cuánto, y no sé cuánto, y hasta que no me paguen no arranco. ¡No lo voy a aceptar! No lo puedo aceptar, porque nosotros vamos a pagar, nosotros vamos a pagar...”
Lo anterior es una de las causas de la paralización de la red ferroviaria, es el vivo ejemplo de lo que ocurría en la IV República, y todavía aun sucede, eso debe acabarse definitivamente, esto lo digo porque los empresarios en este país se mal acostumbraron a que no invertían de sus propios recursos, sino que esperaban a que los gobiernos les dieran los tramos o partes del presupuesto de la obra por adelantado, para ellos agarrar su tajada y con la otra pagarle a los obreros y empleados; además,  comprar los materiales para hacer la infraestructura. Como se dice en estas tierras: “Así es una manguangua”.
 
Luego vino la enfermedad de Chávez, cuando le practicaron una cirugía en un tumor abscesado, en cuba el 10 de junio de 2011. Ya en ese momento los gringos habían iniciado un bloqueo en las compras de petróleo, porque estaban trabajando en la obtención del petróleo de esquisto,  (rocas sedimentarias que contienen grandes cantidades de petróleo y gas) que los extraen por medio del proceso de fracturación hidráulica (fracking), lo cual crea contaminación y daños ambientales. Con ese procedimiento iniciaron una gran producción y empezó el bajón de los ingresos de las divisas que obtenía el país por la venta de su principal materia prima de exportación a los Estados Unidos.

Venezuela siguió su marcha, con los altibajos que significó la pérdida física del líder de la revolución, se estancaron muchos proyectos, porque los gringos iniciaron nuevas formas de intervención en la política nacional, en las finanzas, en la economía, entre otras, y han ensayado todo tipo de tretas para doblegar la voluntad del pueblo a ser libre. 

Nicolás Maduro siguió el ejemplo del Comandante Eterno Hugo Chávez, porque privilegió la alimentación del pueblo, con todas sus limitantes, a rendirse al poder imperial, y para ello tuvo que detener grandes proyectos, con alternativas menos onerosas y que permitieran oxigenar la economía. En ese ínterin se han sumado los empresarios locales al boicot, no están produciendo lo necesario y por otro lado están desarrollando una especulación atroz, que si este no fuera un pueblo terco, valeroso y de espíritu libertario, ya hubiera sucumbido como ocurrió en Chile en tiempos del gobierno del presidente mártir Salvador Allende (1970 –1973). 

La historia está para estudiarla, para aprender; y las próximas generaciones de venezolanos contarán la odisea que tuvo que superar para gritar al mundo que somos una nación libre, soberana y que nuestras decisiones no pasan por las oficinas de la Casa Blanca en Washington, como sí ocurrió en el pasado, sino que primero se discuten con el pueblo y luego se llevan al presidente de la república para que las acompañe, siempre pensando en el bienestar de las mayorías.

A las minorías se les escucha, pero tienen un gran problema, que sus líderes no dan un paso sin consultar con sus jefes en Estados Unidos, siempre con la ambición por delante, con el propósito del “cuanto hay pa` eso”, convirtiéndolos en traidores a la patria. Y eso afecta a todos, porque el clima político necesario para que un país avance no se logra cuando se presenta inestabilidad en la economía y quienes sufren son los pendejos de siempre.  

Por todo lo dicho anteriormente, cuando alguien habla de que los proyectos se detuvieron, sin buscar las causas de porque sucedió eso, lo está haciendo desde el punto de vista de la mezquindad, desde el odio visceral que le tienen a quienes vinieron a conducir los destinos de la patria en estos tiempos, con la única intención de darle voz a los que no hablaban, darle estudios a los que no podían asistir a las escuelas, liceos y universidades, darle oportunidades a los más desvalidos, en fin a seguir el camino del más grande redentor que vino a este mundo (Cristo), y es el camino que siguen los que abrazan la ideología socialista.  ¡ Hacia la Construcción del Socialismo del Siglo XXI !

Omar J. Hernández B.
omarhdez78@gmail.com / omarhdez78.blogspot.com


Plan Socialista Ferroviario Nacional 2006 – 2030: